45 revoluciones

http://Un drama ambientado en los años 60 que gira en torno al nacimiento de una discográfica avanzada a su tiempo y tres personajes que lucharán por cumplir sus sueños dentro de la anquilosada y compleja industria musical.


Serie de TV (13 capítulos). Futura es una discográfica de los años 60 que decide abrir una división dedicada al naciente fenómeno de la música pop-rock en plena España franquista. Este nuevo género musical estaba empezando a revolucionar el mundo, y la discográfica pronto vio una oportunidad. Maribel Campoy (Guiomar Puerta), una joven de apenas 20 años formada en el Conservatorio de Música, se verá al frente de un nuevo sello musical que va a cambiar las reglas del juego. Junto a su jefe, Guillermo Rojas (Iván Marcos) y Roberto (Carlos Cuevas), un joven cantante descubierto entre los escenarios de las Matinales del Circo Price, ‘45 Revoluciones’ dará luz a una nueva forma de entender el panorama musical. Tres personajes que se verán envueltos en un triángulo amoroso dentro de una época y un marco social donde la policía cargaba contra todos aquellos que pretendían revolucionar el país.

Altered Carbon promo Netflix

El cementerio de Portela, situado en Fisterra, lleva 20 años vacío. Bienvenidos al pueblo de la Costa da Morte en el que nadie muere”. Así arranca un vídeo con el que Netflix promociona en redes sociales la serie Altered Carbon, estrenada recientemente en la plataforma online.

La ficción está ambientada en un futuro en el que la consciencia humana puede descargarse en unos discos duros que permiten a las personas seguir vivas en otro cuerpo. En uno de los  habituales vídeos promocionales de la plataforma online para sus series, la compañía traslada ese universo a Galicia. “Fisterra es la cuna de una avanzada tecnología que permite descargar la conciencia humana en una pila situada en la nuca del individuo, de modo que puede mudar de cuerpo o funda y, por tanto, ser inmortal”, reza el vídeo. A continuación, supuestos habitantes de la zona hablan de su situación con esta nueva realidad. El enterrador se ha transformado en youtuber especializado en tutoriales de tanatoestética, el tanatorio se ha convertido en la discoteca Tanatos Night Club, o el cura del pueblo ahora se dedica a jugar a videojuegos, porque “como nadie tiene miedo a la muerte, nadie se confiesa. Nadie se quiere casar. A ver con qué cara dices tú ahora eso de ‘hasta que la muerte os separe”.